Colitis Ulcerosa: Importancia del tratamiento rectal

La Colitis Ulcerosa es una patología crónica que produce la inflamación y ulceración de la mucosa del colon (también llamada intestino grueso).

La lesión se inicia en el recto, y depende del paciente y las características del brote inflamatorio  que pueda progresar inflamando el resto de la mucosa y extendiéndose de forma continúa hasta el ciego. 

Si se hace una búsqueda sobre los signos y síntomas de la Colitis Ulcerosa podrás ver como éstos pueden variar de una persona a otra, tanto en su intensidad como en su forma; y esto tendrá bastante que ver, cómo ya he comentado en el párrafo anterior de la extensión del colon finalmente afectada.

A pesar de esta variabilidad entre personas por regla general existen unos signos y síntomas que suelen ser comunes en la mayoria de los pacientes afectados por Colitis Ulcerosa y que podéis descubrir en la siguiente infografia de ACCU Cataluña y podéis encontrar en la página de ACCU España donde explica la enfermedad y sus características. 

Los profesionales especialistas disponen de herramientas de clasificación, como la de Montreal que en el caso de la Colitis Ulcerosa (CU) agrupa a los pacientes en función de la extensión de actividad inflamatoria a lo largo del colon.

Hablamos pues de proctitis (si se limita al recto), colitis izquierda (hasta el ángulo esplénico) y colitis extensa ( abarca todo el marco colónico). Es muy importante entender que en ocasiones encontrándonos ante una afectación inflamatoria similar en diferentes pacientes, éstos pueden experimentar síntomas diferentes y tener para ellos una repercusión muy distinta de cómo ello afecta a su calidad de vida.

Consideramos importante transmitiros que no existe una «regla de oro» para establecer el diagnóstico de CU; se basa en los síntomas clínicos, se confirma con los hallazgos objetivos de la endoscopia y la histología, y siempre es necesario descartar una causa infecciosa.

Opciones terapéuticas en la Colitis Ulcerosa (CU)

El arsenal terapéutico utilizado en el tratamiento de la CU, es muy variado, pudiendo incluir fármacos tan diversos como: aminosalicilatos, corticoides, inmunomoduladores, biológicos, antibióticos y probióticos. El éxito del tratamiento va a depender diferentes factores: como de la rapidez de acción de los fármacos, de su seguridad, de la extensión y gravedad de la CU, de la elección adecuada del fármaco para cada situación (inducción y/o mantenimiento) y por supuesto del cumplimiento terapéutico del paciente. Y por supuesto de la RESPUESTA INDIVIDUALIZADA QUE CADA PACIENTE PRESENTA a la medicación.

La afectación distal ( la que afecta a segmentos del colon más próximos al recto) es la responsable de síntomas como la urgencia, el tenesmo, los «esputos rectales» o la sensación de deposición incompleta, que condicionan una peor calidad de vida.

El hecho de que algunos de los fármacos utilizados en el tratamiento de la CU no obtengan máximas concentraciones en mucosa cólica cuando se administran por vía oral o incluso parenteral, hace que la posibilidad de prescribir y mantener un tratamiento eficaz y seguro directamente sobre la mucosa afecta sea más lo oportuno, estos tratamientos los conocemos como tratamiento tópico.

Tratamiento tópico

Cuando los profesionales de inflamatoria hablamos de tratamiento tópico, nos referimos aquellos  fármacos administrados por vía rectal. Ya que con esta forma de presentación del fármaco se consigue una elevada concentración del en el interior del colon, pudiendo estar en contacto directo con la mucosa que se encuentra inflamada.

Las diferentes presentaciones en forma de supositorio, espuma y enema, con variedad de dosis y volúmenes, permiten adaptarse a diferentes extensiones de la enfermedad, tolerancias y preferencias del paciente. 

Actualmente disponemos diferentes dosis y presentaciones que permiten administrar este grupo de fármacos tanto de forma oral y de forma tópica o rectal. Hay que indicar que ninguna de las presentaciones disponibles, usadas a dosis equivalentes ha demostrado diferencias de eficacia respecto a las otras para el manejo de los pacientes con CU.

En este artículo queremos detallaros los incluidos en el grupo de los aminosalicilatos. El ácido 5-Aminosalicílico (5-ASA), también denominado mesalazina (mesalamina en EEUU.) es el tratamiento de primera elección en la inducción de la remisión de los brotes leves-moderados de CU y en el mantenimiento de la misma.

Potencialmente, cualquier paciente con CU podría beneficiarse del tratamiento tópico.
Según las guías de consenso de la European Crohns and Colitis Organisation (ECCO), la mayoría de pacientes con CU activa deberían recibir tratamiento tópico. Éstas guías están disponibles traducidas al castellano y para facilitaros la búsqueda y su lectura aquí os dejamos el archivo  de la guía para pacientes de Colitis Ulcerosa 👇👇👇👇

INFRAUTILIZACIÓN DEL TRATAMIENTO TÓPICO
Según el Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU) aunque la mayoría de pacientes con colitis ulcerosa deberían recibir tratamiento tópico por vía rectal, los estudios de práctica clínica han demostrado que este está infrautilizado.

Tras análisis en nuestro medio, algún estudio reflejaba que solo el 41% de los pacientes en los que estaba indicado el tratamiento tópico lo habían recibido. El tratamiento tópico se infrautiliza incluso en aquellos pacientes en los que constituye la opción más idónea.

La vía de tratamiento tópico está indicada como tratamiento de mantenimiento en la CU izquierda. Y en los brotes graves se puede utilizar la terapia tópica como tratamiento coadyuvante.

Recomendaciones del Grupo Español de Trabajo de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU)

Desde GETECCU, en el año 2012 se publicó en la revista Gastroentrología y Hepatología, la Guía clínica del tratamiento de la colitis ulcerosa, donde a través de una metodología GRADE, se iban analizando y dando respuesta a diferentes preguntas clínicas de diferentes escenarios terapéuticos ante un paciente con EII, con la evidencia científica disponible hasta el momento de una forma sistemática y estructurada. Algunas de sus conclusiones son:

  • El tratamiento combinado se le debe ofrecer al paciente, sobre todo si los síntomas rectales son intensos. Es importante resaltar que los efectos adversos no son en absoluto importantes. Sin embargo, dada la especial incomodidad de la vía de tratamiento, y la escasa evidencia, la opinión de cada paciente es decisiva.
  • El uso de salicilatos tópicos para la inducción de la remisión del paciente con brote leve-moderado de CU izquierda a dosis mínima de 1 g/día.
  • Existen diversas formulaciones de los salicilatos rectales (supositorios, espuma, enema), que varían en cuanto a su densidad (sólida a líquida) y volumen. La elección de una u otra formulación depende de la extensión y de la aceptación por el paciente de una u otra forma galénica.
  • En general se estima que los supositorios son útiles en lesiones de menos de 15 cm de longitud, la espuma en lesiones de < 40 cm, y el enema en lesiones que abarquen hasta el ángulo esplénico.

Información audiovisual para la administración del tratamiento tópico rectal

Cómo ya hemos explicado en el artículo, es muy importante contar con la aceptación del paciente, y éste debe conocer el cómo, el para qué de su tratamiento. Desde GETECCU se elaboró este video para intentar apoyar al paciente en la tarea de educarse en la autoadministración de este tipo de fármacos.

Fuentes consultadas:

  1. Gomollón F, et al. Guía clínica GETECCU del tratamiento de la colitis ulcerosa elaborada con la metodología GRADE. Gastroenterol Hepatol. 2012. http://dx.doi.org/10.1016/j.gastrohep.2012.11.001
  2. Ginard D, Marín-Jiménez I, Barreiro de Acosta M, Ricart E, Domènech E, Gisbert JP, et al. Recomendaciones sobre el uso e indicaciones del tratamiento tópico en pacientes con colitis ulcerosa. Enfermedad Inflamatoria Intestinal al Día [Internet]. 2015 May 1 [cited 2019 Mar 7];14(2):41–7. Available from: http://www.elsevier.es/es-revista-enfermedad-inflamatoria-intestinal-al-dia-220-articulo-recomendaciones-sobre-el-uso-e-S169678011500041X
  3. Garcia-Lopez S, Vicente R, Boudet M. .Enfermedad Inflamatoria Intestinal IV Edición. 2019 GETECCU. Sección 4. Estrategias de tratamiento. 4.1 Colitis Ulcerosa: estrategias de tratamiento Pag 325-343.
  4. https://www.aegastro.es/sites/default/files/archivos/ayudas-practicas/32_Colitis_ulcerosa.pdf