Curso de Mindfulness

Ya inmersos en el mes de septiembre, con su vuelta al trabajo, su nuevo año escolar y seguramente la mayoría de nosotros repletos de rutinas y compromisos. Además con una lista de propósitos que nos solemos hacer tras finalizar el verano. Os proponemos que entre esos propósitos incluyamos el reto de probar nuevas experiencias que nos aporten bienestar y cuidar con más mimo nuestro estado mental, por ejemplo aprendiendo las interesantes técnicas del mindfulness.

Desde ACCU Valencia han iniciado un interesante curso de mindfulness dirigido y organizado por  su psicóloga, Míriam Fayos, a la que muchos de vosotros pudisteis conocer ya en la Jornada para pacientes que organizamos el pasado mes de mayo, y que está ampliamente formada en este área.

Curso Mindfulness ACCU Valencia
Curso Mindfulness ACCU Valencia

Si en esta ocasión te has quedado sin plaza, no dudes en contactar con ellos ya que según nos han indicado si existe más demanda montarán nuevos grupos. Así que no te quedes con las ganas de probar, una de las tendencias del momento, de la cual mediante su práctica puedes obtener grandes beneficios y ningún perjuicio, porque si no te gusta o no es lo tuyo no te causará ningún mal. Da igual cual sea tu edad, sexo, condición. Y quién sabe quizá sea esta técnica la que te aporte el bienestar psicológico y reduzca ese estrés que tan presente tenemos todos con los modelos actuales de vida.

¿Qué es Mindfulness?

Muy bien deescrito por la Sociedad de Mindfulness y Salud, este tipo de atención nos permite aprender a relacionarnos de forma directa con aquello que está ocurriendo en nuestra vida, aquí y ahora, en el momento presente. Es una forma de tomar conciencia de nuestra realidad, dándonos la oportunidad de trabajar conscientemente con nuestro estrés, dolor, enfermedad, pérdida o con los desafíos de nuestra vida. En contraposición, una vida en la que no ponemos atención, en la que nos encontramos más preocupados por lo que ocurrió o por lo que aun no ha ocurrido, nos conduce al descuido, el olvido y al aislamiento, reaccionando de manera automática y desadaptativa.

La atención plena nos ayuda a recuperar nuestro equilibrio interno, atendiendo de forma integral a los aspectos de la persona: cuerpo, mente y espíritu. Practicando la atención plena desarrollamos una mayor capacidad de discernimiento y de compasión. La práctica de esta atención abre la puerta hacia nuevas posibilidades, nos trae al aquí y al ahora, nos invita a vivir una vida de manera plena y en el presente.

El estrés y otros trastornos psíquicos son prevalentes en los pacientes afectados de enfermedad inflamatoria intestinal. Las variables psicológicas juegan un papel muy importante en el proceso de aparición y desarrollo de las EII, así como en las consecuencias y en las repercusiones de las mismas. Haciendo necesario aplicar intervenciones psicológicas con el fin de mejorar el estado emocional del paciente y por tanto su calidad de vida.

Si se navega en internet podemos encontrar diferentes definiciones de este concepto, tan de moda en estos momentos. En los portales científicos ya existen artículos, incluso meta-análisis que buscan averiguar la efectividad para diferentes patologías de esta técnica. Aunque sabéis que la opinión científica cambia de parecer en algunos temas según se conocen nuevos aspectos de una materia; por ello es importante saber y conocer si a tí en particular este tipo de técnicas te repercute positivamente.

Por si os apetece averiguar más, a continuación os dejamos un par de enlaces, para conocer más.

Sociedad Mindfulness y Salud – Qué es mindfulness

Mindfulness-based stress reduction for healthy individuals: A meta-analysis – Science Direct

¿Necesitaré ir siempre a clase en grupo para practicarlo?

No, lo cierto es que mucha gente practica las técnicas del mindfulness en su casa y a solas. Pero el hecho de ser en grupo (eso sí, reducido) enriquece la actividad, potencia nuestras relaciones sociales y hace que nos comprometamos más con la actividad y su práctica regular.

Más adelante podrás realizarlo de forma individual, pero piensa que más allá de que te ayuden y te den las pautas adecuadas para practicar el mindfulness, lo ideal es que cada uno lo practique a su ritmo. Porque al igual que en cualquier disciplina en su práctica regular, es decir, es en la constancia donde radica el beneficio y el éxito.

Sin más cerramos esta entrada y esperamos que os haya gustado. Como siempre os animamos a dejar y compartir vuestra experiencia y opiniones. Saludos!!