Cromoendoscopia

Es una técnica endoscópica utilizada en el seguimiento de la enfermedad inflamatoria intestinal de larga evolución. En la cual, mediante la aplicación de colorantes específicos utilizados directamente sobre la mucosa intestinal, favorece la visualización de lesiones mucosas, algunas de ellas de características premalignas (lesiones displásicas). La detección y tratamiento precoz de estas lesiones puede evitar la progresión a lesiones malignas más avanzadas.

La aplicación directa de colorantes específicos (azul de metileno e índigo carmín) sobre la mucosa intestinal favorece la visualización, detección y caracterización de lesiones malignas o premalignas en esta zona. En los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, la cromoendoscopia es altamente útil en la identificación de zonas de inflamación que no pueden apreciarse con una endoscopia convencional.

La cromoendoscopia puede utilizarse en cualquier tramo del tracto digestivo y suele ser fundamental la identificación previa de las lesiones con endoscopia convencional y la limpieza adecuada de la superficie a examinar. En la práctica habitual las tinciones de mayor utilidad son el lugol para la detección de displasia y neoplasia escamosa precoz en el esófago, y el índigo carmín, para delimitar y caracterizar lesiones en cualquier tramo del tracto digestivo. La tinción más utilizada en el colon es el índigo carmín. Su valor es mayor para delimitar y caracterizar las lesiones planas o deprimidas que las protruidas, lo que facilita y asegura su resección completa. La cromoendoscopia pancolónica se puede considerar actualmente la técnica de elección para la vigilancia de la displasia en los pacientes con colitis ulcerosa de larga evolución.

Ver artículo completo.